lunes, 31 de agosto de 2015

Colección de novenas de la Sala Antioquia





La Sala Antioquia posee documentos patrimoniales que dan cuenta de las costumbres  y creencias de la región.  Queremos destacar en esta nota la colección de novenas  a los santos, la colección la compone un número aproximado de 221 novenas y una colección especial  de novenas del siglo xix que figuran en el libro Devocionario del Padre Antonio Garcés  y publicado en 1888.





El culto a los santos en Medellín[1]se remonta al siglo XVII cuando surgieron manifestaciones de fe hacia San Lorenzo, Santa Bárbara y Nuestra Señora de La Candelaria. Son varios los santuarios a donde se hacen  las romerías, los fieles asisten con sus peticiones y agradecimientos ante figuras sacras. Los cristos del El Salvador y El Picacho, Nuestra Señora de La Candelaria, María Auxiliadora en Sabaneta, San Judas Tadeo en Castilla, El Señor  Caído de Girardota , San Antonio de Padua en Rionegro, la virgen Rosa Mística o de la Aguacatala son lugares más concurridos en Medellín.




Resaltamos de esta colección La Novena a Nuestra Sra. Del Rosario de Arma cuyo autor es Monseñor Juan Manuel González  como recuerdo del Gran Día de la coronación de Nuestra Señora de Arma en Rionegro el 8 de Febrero de 1959.  La imagen fue regalada por el Rey don Felipe Segundo a la antigua ciudad de Arma, fue trasladada a Rionegro en 1783.  Una de las novenas más antiguas data de 1851, es una novena a Jesús de los Milagros que se venera en la ciudad de Buga editada por la Imprenta de Jacobo F. Lince y Rafael Piedrahita de Medellín.



Una de las devociones de mas importantes en la ciudad de Medellín fue a la figura del Sagrado Corazón de Jesús, la cual fue promovida por las asociaciones católicas femeninas que tuvieron su apogeo en 1870, es así como en 1871  se creó la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús, conformada por mujeres de la élite y presididas por el Obispo José Joaquín Isaza, dichas damas tenían como funciones la enseñanza del catecismo a los niños, la práctica de la caridad para remediar las necesidades de los feligreses creando para ello varios costureros donde de confeccionaba ropa  y de allí no faltaron los vestidos para la primera comunión para las niñas pobres. La Asociación del Sagrado Corazón de Jesús  tuvo mucha importancia en la vida cotidiana de la ciudad ya que vigilaba la moralidad de las familias, procuraba el alivio espiritual de los fieles, organizaba misiones en los campos y ciudades, a su vez promovían la fundación de hospitales, asilos, colegios; en las guerras se solidarizaban auxiliando a las viudas y a los niños.







[1] Restrepo Jiménez, Ana Cristina (1996, Marzo 29).Santuarios y milagros. Ora pro nobis. El Colombiano.pag.1D-4D

No hay comentarios:

Publicar un comentario