viernes, 23 de mayo de 2014


 "Ser poeta no significa escribir versos, sino vivir como un poeta, ver el mundo, ver las cosas con esa visión, aunque no se escriban."
J.J.E.
 






Jaime Jaramillo Escobar


Más que una biografia, nos interesa  compartir un poco la obra de este poeta antioqueño que desde hace algunas décadas, nos sorprende con la maestría y genialidad de sus poemas. Nació en Pueblorico (Antioquia) en 1932,  perteneció al Movimiento Nadaísta y fue editor de la revista Nadaísmo 70. Como poeta, considerea que "la poesía es la voz del pueblo, y pienso que debe ser útil." Escribe literalmente desnudo porque así es más cómodo y natural. No se preocupa por publicar un próximo libro porque sabe que el poema llega solo, así se demore días o años. 

Algunos poemas

 
Aviso a los muribundos

A vosotros, los que en este momento estáis agonizando en todo el mundo:os aviso que mañana no habrá desayuno para vosotros;
Vuestra taza permanecerá quieta en el aparador como un gato sin amo, Mirando la eternidad con su ojo esmaltado.
Vengo de parte de la Muerte para avisaros que vayáis preparando vuestras ocultas descomposiciones:
Todos vuestros problemas van a ser resueltos dentro de poco,
Y ya, ciertamente, no tendréis nada de qué quejaros,
¡Oh príncipes deteriorados y próximos al polvo!
Vuestros vecinos ya no os molestarán más con sus visitas inoportunas,
Pues ahora los visitantes vais a ser vosotros, y de qué reino misterioso y lento!
Ya no os acosarán más vuestras deudas ni os trasnocharán vuestras dudas e incertidumbres,
Pues ahora sí que vais a dormir, ¡y de qué modo!.
Ahora vuestros amigos yo no podrán perjudicaros más,
¡Oh afortunados a quienes el conocimiento deshereda!.
Ni habrá nadie que os pueda imponer una disciplina que os hacía rabiar, ¡oh Disciplinados y pacíficos habitantes de vuestro agujero!.
Por todo esto vengo a avisaros que se abrirá una nueva época para vosotros
En el subterráneo corazón del mundo a donde seréis llevados solemnemente Para escuchar las palpitaciones de la materia.
Alrededor vuestro veo muchos que os quieren ayudar a bien morir,
Yque nunca, sin embargo, os quisieron ayudar a bien vivir
Pero vosotros ya no estáis para hacer caso de nadie,
Porque os encontráis sumergidos en vosotros mismos como nunca antes lo estuvieras.
Pues al fin os ha sido dado poder reposar en vosotros, en lustra recóndita intimidad a donde nadie puede entrar a perturbaros.
Ciertamente, vuestro suceso no por sabido es menos inesperado,
Ypara algunos de vosotros demasiado cruel como no lo merecíais,
Más nadie os dará consolación y disculpas.
De ahora en adelante vosotros mismos tendréis que hacer vuestro lecho,
Quedaréis definitivamente solos y ya no tendréis ayuda, para bien o para mal.
Vosotros, que no soportabais los malos olores, ahora ya nadie os podrá soportar a vosotros.
Vosotros que no podíais ver un muerto, ahora ya nadie os podrá ver a Vosotros, os ha llegado vuestro turno, ¡oh maravillosos ofendidos en la quietud de vuestra aristocrática fealdad!.
Tanto que os reísteis en este mundo, más ahora si que vais a poder reíros a todo lo largo de vuestra boca,
¡Oh prestos a soltar la carcajada final, la que nunca se borra!
Yo os aviso que no tendréis que pagar más tributo y que desde este momento Quedáis exentos de todas vuestras obligaciones, oh próximos libertos,
¡Cómo vais a holgar ahora sin medida y sin freno!
Ahora vais a entregaros a la desenfrenada locura de vuestro esparcimiento, No, ciertamente, como os revolcabais en el revuelto lecho de vuestros Amantes, sino que ahora seréis vosotros mismos vuestro más tierno amante, ¡Sin hastío ni remordimiento!.
Tomad vuestro último trago de agua y despedíos de vuestros parientes Porque vais a celebrar el secreto concilio en donde seréis elegidos para Presidir vuestra propia desintegración y vuestra ruina definitiva.
Ahora sí que os podréis jactar de no ser como los demás, pues seréis únicos En vuestra inflada podredumbre,
Ahora sí que podréis hacer alarde de vuestra presencia!.
Yo os aviso que mañana estrenaréis vestido y casa y tendréis otros compañeros más sinceros y laboriosos que trabajarán acuciosamente día y noche para limpiar vuestros huesos,
Oh vosotros que aspiráis a otra vida porque no os amañasteis en ésta:
Yo os aviso que vuestra resurrección va a estar un poco difícil,
Porque vuestros herederos os enterrarán tan hondo que no alcanzaréis a salir a tiempo para el juicio final.
 
Pirmera edición de Los Poemas de la ofensa

 Apólogo del paraíso

Eva, transformada en serpiente, ofreció a



   Adán una manzana.
Fueron arrojados del Paraíso, pero ellos
   llevaron semillas consigo,
y Adán y Eva encontraron otra tierra y plantaron
   allí las semillas del paraíso.
Podemos hacer siempre el paraíso alrededor
   de nosotros dondequiera que nos encontremos.
Para eso sólo se requiere estar desnudos.
Atraco
Cuando seguimos los consejos de un dibujo norteamericano
     que dice “SONRÍA”,
nuestra sonrisa incita a la burla porque es una sonrisa falsa
     y publicitaria.
La verdadera sonrisa, la que expresa la plenitud del alma y
     la comprensión del mundo
manifiesta beatitud y por lo tanto se recibe con agradecimiento
     y admiración,
pero la falsa sonrisa desenfunda la ira del que se siente
     engañado
pues aspiraba al amor serio y reflexivo
que tiene en cuenta el sufrimiento y todas las condiciones
     humanas
y no a la payasada norteamericana
cuya algarabía sirve para ocultar el estruendo de las armas
Y el engaño y la traición con que nos despojan en medio de
     la más calculada sonrisa que aconsejan los técnicos y los
     expertos psicólogos comerciales de Wall Street:
“Sonríe mientras te hago el harakiri,
sonríe amor mío mientras te desplumo,
tu cadáver sonriente será más hermoso,
no dejes de sonreír para que no se advierta tu miseria,
sonríe para que no se note que tus costillas tiemblan,
¡sonríe, suramericano, sonríe!”.
 

La búsqueda
El enamorado busca su amor aún allí en
     donde  sabe que no está,
como el aventurero busca su tesoro aún allí
     en donde no se encuentra,
y así como el hombre busca a Dios en toda
     parte y lugar sin hallarlo nunca,
aun apostado esperando en los huecos de la
     esquina de la sala, por donde salen los
ratones,
y muere con la sonrisa de quien no encontró
      nada pero buscó mucho,
hasta morirse.
Así yo he venido hoy domingo y te espero
     sentado en un pedazo de sol.
Días y noches de búsqueda por los más igno-
     rados lugares,
preguntando en altas casas desde cuyos
     umbrales se divisa a lo lejos la ciudad entre
     la bruma,
con el objeto de obtener un dato, una pista
     para seguir tu rastro y dar con el lugar de
     tu paradero,
oh tú, por quien el pastor daría sus noventa y
     nueve ovejas restantes.
Aquí pongo a secar al sol los paños de mi
     angustia más íntima.
Buscadora de ausentes mi soledad quiere
     comerse su propio amargo vientre.
Y hoy domingo busco en tu nombre antiguo
     y en tus ojos asiáticos el tiempo,
mientras los siglos pasados me levantan, con
     peligro de Dios, en brazo inmenso.
Pero tus bellos ojos no aparecen... y me voy a
     cansar.
 

 
Anuncio en un sueño
 
La muerte es
su natural y necesario
progreso.
Ojalá lo cumpla,
y evítese represalias
por las demoras.
 
 
"El poema se comprende, o no se comprende. Es decir, se siente o no se siente. Las puertas del misterio sólo se abren para los misteriosos. Si se golpea en ellas, se ajustan aún más. Este libro se abrirá por sí mismo, si eres el que debe ser."
 
Jaime Jaramillo Escobar  



 

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario